jueves, julio 13, 2006

jamás volarás por obra de mis manos, tú que te arrastras...

Pienso en los hombres alados de rostro feroz retratados en la plaza hundida del Templo de Chavín, pienso en las manos tan expresivamente abiertas del dibujo en la pampa de Nasca que parece representar el vuelo de un alma espantada, pienso en los ceramios Moche con figuras de hombres alados portadores de mensajes misteriosos cifrados en pallares coloreados, pienso en los heraldos voladores que acompañan al dios de la puerta del Sol de Tiahuanaco, ante la cual aún no he dejado el tributo de mi asombro, pienso en Antarki, el hombre mágico que volaba para ver los caminos y anunciarle a Túpac Yupanqui lo que iba a encontrar a su paso, pienso en Cahuide, que convirtió en vuelo su salto a la muerte cuando se cargó al menos un par de españoles junto con él al caer, pienso en Santiago de Cárdenas, chalaco, apodado El Volador, que en el siglo XVIII demostró la posibilidad de volar haciendo uso de aparatos mecánicos, pienso en Pedro Paulet, que propuso estudiar la astrodinámica y construyó en 1897 el primer motor a reacción, pienso en el cóndor enorme que llenó mis ojos una tarde en la plaza alta de Choquequirao y tapó con sus alas mis sueños del cañón del Apurímac...pienso en la vieja idiota del otro día, pienso en las ganas enormes que tuve de hacerla volar a patadas, pienso en tantas personas importantes de nuestra tierra que con esfuerzo lograron acercar sus manos a la magia voladora del apu kuntur y el wamani, y pienso que no, vieja desgraciada, no te voy a dar el gusto, porque el cielo azul y sus alturas son para la nieve, para el cóndor, para el wamani, para el espíritu de los hombres que mezclando ciencia y fe obtuvieron magia, y no para tí, espíritu chato, espíritu oscuro, muca ploma...quédate con la cara pegada al suelo, utushcuro plomo que reniegas de quien te hizo vivir para arrastrarte y sales con envidia y rabia a morder las nuevas hojas que se extienden como brazos ansiosos hacia el sol...





...Y bueno, para los "peruanos" que no entienden el idioma de los hombres, un utushcuro es un gusano...

8 Comments:

Anonymous Anónimo said...

no se escribe oxiuro?

5:13 p. m.  
Blogger Mario said...

Respondo:

No pues, oxiuro es ese gusanito que suele habitar en el ano de algunos prójimos que tienen el intestino grueso algo insalubre.

Utushcuro es una palabra quechua, que se puede traducir como "oruga" o "gusano" dependiendo del contexto...por la combinación "sh" es posible que sea quechua huanca o quechua huayhuash.....

5:18 p. m.  
Blogger Tomas said...

Mario.

Piensas mucho, que ya me comenzo a doler la mitra

5:43 p. m.  
Anonymous Harry said...

¿¿¿Antarki no era el nombre de un principe inca según una leyenda???

3:57 a. m.  
Anonymous Harry said...

Mi email es harry_galvez@hotmail.com

3:59 a. m.  
Blogger Mario said...

La fuente más conocida para el nombre "Antarki", del cual sospecho que debe ser la pronunciación desviada al castellano del nombre quechua verdadero, es la que recoge Pedro Sarmiento de Gamboa en su crónica "Historia Índica", en la sección destinada a comentar los misteriosos viajes de Túpac Yupanqui por el mar. Ahí el cronista repite la historia según la cual Antarki era un mago que podía "volar" para ver lo que había en la ruta antes de que el inca y sus ejércitos la recorrieran.

11:35 a. m.  
Anonymous atuq said...

antrakiiiiiiiii que significa con certeza pes jejejej ola llaqtamasikuna soy de huankayo criado en lima aj(ataq) pero me siento indio osea runa pesah y arriba fidel castro hugo chavez evo morales y todos los indoamericanosssssss

12:57 p. m.  
Blogger Mario said...

Hola Zorro...

Yo soy de Lima, y aprendí quechua en una universidad en Lima, no pude en la sierra porque la gente decía que para qué quería yo aprender eso, que no servía...y al mismo tiempo los que decían que enseñaban, en vez de enseñar querían hacer una mescolanza sonsa de identidad andina y comunismo, que no tienen nada que ver una cosa con otra, y terminaban hablando huevadas. En fin, cosas de cada uno. A mí me sirve lo que aprendí.

Sobre el nombre de Antarki, lo malo es tener solamente la forma como un español del siglo 16 entendió el nombre mientras le contaban la historia. Eso no deja mucha cancha para saber cuál sería la verdadera palabra, y por eso no es fácil traducir ese nombre. Lo curioso es que si no fuera por ese español, no sabríamos que Túpac Yupanqui cruzó el Océano Pacífico con una flota enorme de balsas.

La única cosa que me imagino es que el nombre de Antarki no haya sido su nombre de nacimiento, sino uno que se ganó después, por la fuerza de su magia. En culturas como la de los incas eso era normal, comenzando por los gobernantes, quye tenían un nombre de nacimiento y otro cuando eran coronados.

6:37 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home